29 de diciembre de 2009

Balance en la balanza.


ENERO comenzaba cargado de buenos propósitos para variar y de una pena muy grande. Me sentí acompañada y animada a seguir con todo lo que se me ponía por delante.

FEBRERO lo marcó la campaña electoral de las elecciones autonómicas, mucho mucho dolor que me impidió en ocasiones moverme, las esperanzas del médico nuevo, sus drogas duras y las visitas a la Seguridad Social.

En MARZO llegó algo de lo que faltaba, un descubrimiento, la amistad que ya teníamos se vió reforzada por su querer apartarme de mi rutina, de mi dolor, por hacerme ver que no sólo yo lo estaba pasando mal, que los demás, incluido él, también sufrían por mí.

ABRIL fue un mes de terremotos. Mi familia de viaje en Roma sintió temblar sus camas
y yo encerrada en mi casa sentí temblar mis cimientos. Se agrietaron los pilares de mi vida, pero siempre hubo un "Cuenta conmigo" cerca que me hizo remontar una vez más.

En MAYO llegó la liberación.
Una pequeña intervención cortó de raíz mis penas por una temporada.Volví a pensar en bailar, en respirar...

Y en JUNIO descubrí que existen los malentendidos y también las malas personas,
pero que las buenas lo llenan todo.

JULIO anunció mi decadencia.
Más problemas de salud añadidos a los existentes y que formaban parte de lo que ya había, me devolvieron a un hospital que odio. Hacia finales falté a una cita que me había prometido hacía mucho y esa "tontería" fue el momento en que másduraserálacaída se mostró no sólo como una frase hecha, sino como un "algo" que lo cubrió todo.

AGOSTO tuvo que ser. Y fue.


Con el nuevo curso, en SEPTIEMBRE le abrí la puerta a la luz.
Quise salir del buratiño en el que yo sola me había metido y permití que me ayudaran a escalar si era necesario. Me fui de fiestas y dejé que me invadiera la necesidad de un tango. Volví y lo hice con fuerza.

OCTUBRE comenzó con un arranque de vida social de la que estaba apartada desde hacía un par de años.
Y víví con mis buenos amigos un concierto de Calamaro en directo. Escribir me ayudó por un lado a decir sin pudor lo que pensaba, estuviera o no en lo cierto, y por otro regalar unas palabras que hacía años tenía pendientes.

En NOVIEMBRE hubo disgustos míos y de los demás que se llevaron mejor en compañía. También guerras (alguna de ella sin acabar), lluvias y sentimientos a flor de piel. Comencé en serio con algo que no me dejaron rematar y que llevo clavado en el alma. Las espinas no sé si dejan cicatriz pero molestan. Duelen. A toda la familia. Pero el tiempo, que es mi amigo, pone a cada uno en su lugar, me lo ha demostrado en más de una ocasión.
Además de prepotente, eres un gilipollas.
Te faltan un par de hervores que la vida te dará y te vas a quemar el culo, colega. Y digo el culo, porque huevos no tienes.

DICIEMBRE está siendo un mes raro.
No estoy deseando que acabe pero tampoco me importa que se marche. Cambiar de año para mí no es sólo "cambiar de número", y estoy segura que todo tiene que cambiar ahora que yo lo he hecho.

Fueron meses que no variaría por nada, sobre todo por las personas que he conocido, todo fueron experiencias que me ayudan a crecer. Fueron meses duros, difíciles, buenos, tristes, audaces, alegres...

Fueron. Pasado perfecto?



10 comentarios:

Paula dijo...

Eres de las mías...yo cada año hago un balance también! Lo pondré a finales de semana...:)

P.D. De lo único que me arrepiento es de no haberte conocido antes, para que esos meses que cuentas tan duros fueran mejor llevados entre las dos.

:)

Alís dijo...

Marieta, espero que hacer balance te haya ayudado. Aunque vuelve lo malo, supongo que recordar lo bueno es doblemente reconfortante. A mí me sirvió para conocerte un poquito, para confirmar algunas cosas que intuía y para admirarte más. Fuerza. Deseo de corazón que dentro de un año hagas un balance totalmente positivo. Lo mereces.
Un abrazo

Bimbi dijo...

Haciendo mi balance en estos momentos gallegui...
Besos mil

p.d. no me ha llegado nada aún por eso no te dije nada

Jo desde la Barandilla dijo...

buen recuento. Aún no se si alcanzaría a colocar bien los puntos en cada uno y si fueron del todo buenos o malos en balanza.

Un abrazo seguro que el 2010 pinta re que te bien¡

:D


beso

cactus girl dijo...

Pasado a secas. Yo me quedo siempre con lo bueno, pero no me gusta regodearme en él.
Desde que aprendí a mirar solamente para delante, el pasado me sirve solo para arrancarme una sonrisa de vez en cuando.

Un beso bella dama

KINY dijo...

pasado jejejeje, porque todo tiene que pasar para que pase lo que tiene que pasar,

toda la fuerza
todo el cariño
y toda la salud
para tú 2010"""

besitos del niño del guadalquivir!

Cris Sevilla dijo...

Mi niña, el 2010 será nuestro año, seguro!!!!
Mil besos guapa!!!!!

Mónica dijo...

Un año duro, sin duda, para las dos, cada una por un motivo distinto, pero seguro que el 2010 será mejor, mucho mejor... Y estaremos ahí, juntas...Y seguro que merecerá la pena!!!!Un besazo rubia!!!

Fete dijo...

Ya empiezas con los propositosssss del año nuevo.
Ayyyyyyy my god!!!!!

Besos rubia imposible!!!

Vane dijo...

en fin, cositas que nos han tocado vivir, ni más, ni menos....
Un besazoooooo