30 de noviembre de 2008

Confieso que he bebido


A pesar de mi estado (tanto físico como de ánimo, que no hay lugar para cogerme), hemos ido a comer a la aldea como todos los domingos con la familia de R.

Como no estoy yo para preparar postres que es lo que suelo hacerles, hoy han sacado botellitas.

Además de mi afición al whisky escocés por todos conocida, desde mis tiempos de la Ulla tengo especial predilección por el licor café, y de antes viene ya lo del chupito de orujo a palo seco.

Y encima hoy ando medio drogada por efecto de los calmantes de los que tengo que abusar estos días, pues... Buf.


Pero no importa porque mañana, lo tengo decidido.......

MAÑANA SERÁ OTRO DÍA!!!!

Y me he hecho el firme propósito de afrontar todo esto de diferente manera.

Mañana toca piscina, haga la temperatura que haga y aunque ese pecado capital que tan instalado está en mí actualmente (la pereza) haga su aparición matutina.

Da igual que esta noche no duerma, da igual que me duela esta p.cadera, da igual que la espalda me mate, da igual que la pierna me tire... Mañana, a por todas. Tengo pensado no dejarme acomodar en este p.dolor que no me deja vivir. No pienso llorar, no soy mujer que llore y esta semana lo he hecho en un par de ocasiones (bueno, más de un par), así que...

Que le den por ese lugar por el que comienzan los cestos a esto que me tiene tan hundida y aunque no sé si lo conseguiré, mañana voy a empezar el día, la semana y el mes con unas ganas que pa'qué.

A por ellos (esos duendes que andan clavándome agujas por todo el cuerpo y que quieren acabar conmigo) oé... Que no son pocos pero seguro que son COBARDES.

4 comentarios:

Nacho dijo...

Pobres duendes. Que Dios les coja confesados.

Anónimo dijo...

Así me gusta!!

Ánimo!!

Bicos y buenas noches.

MARIETA dijo...

Espero no estar sólo madrugando de víspera.

Juani lopes dijo...

Has probado con la mariguana, calma mucho el dolor y relaja el cuerpo
no es broma,
saluditos