1 de diciembre de 2008

CDUENDES (O duendes cabrones, como vds. gusten)


Estoy segura que el pesimismo empeora notablemente el pronóstico diario.

No puedo marcar en el calendario una fecha en la que me sentiré mejor, esta hijoputada que poquito a poco me han diagnosticado no me lo permite.

Pero creo que esta semana los CDuendes con sus lanzas (o duendes cabrones) acabarán en amago de agonía, y yo, que juego con cartas marcadas, sé que les ganaré esta partida.

También sé que volverán a intentarlo como siempre desde hace casi un año y que cuando vuelven lo hacen con fuerzas renovadas; unas veces me cuesta más que otras machacarlos y nunca me los cargo del todo, pero como dice el amigo Nacho (GRACIAS), que Dios los pille confesados esta vez.

Estos Cduendes me han j....... viva y bien estos días pasados. Son muchos y a alguno debieron darle moito colacao cuando era pequeño porque tienen una fuerza que pa'qué. Qué les doy, eh!? Qué les doy para qué no quieran irse (aunque sólo sea de excursión) o por lo menos aletargarse?

Si su alimento es mi pesismismo o esta pereza, van listos estos cabrones porque esta semana van a pasar más hambre que Carpanta en fin de mes.
Más tarde más cosas y espero mejores. Buen día y besos.

(Ya sé que os digo palabrotas, pero se aceptan palabras de ánimo al igual que críticas, aunque, eso sí, en el día de hoy queda terminantemente prohibido tirar escombros, que si no llamo a la poli y os multa).

3 comentarios:

Nacho dijo...

Preguntaré por ahí quién es el enemigo natural de los duendes. Igual te regalo alguno para que te ayude en su exterminio.

Juani lopes dijo...

pues animo y no te vengas abajo y cuando pienses que estas a punto de ceder piensa en nosotros que estamos ahi para apoyarte y darte animos y sbre todo piensa en tu niño
saluditos

MARIETA dijo...

Bieeeeen, me encantan los regalos.
Sean virtuales, materiales, espirituales, etc etc....
Juani, gracias por la sugerencia pero es que la Sra.María y mi organismo no se llevan bien.
esta semana empiezo con medicina alternativa, ya os contaré.