28 de enero de 2010

Teño un amigo eu...


Pues que uno de mis amigos no está pasando un buen momento. Y que estoy bastante preocupada.

Por qué? Pues porque aparte que esto se veía venir, porque conozco más depresiones y porque he vivido la mía propia en determinado momento y sé lo mal que se pasa.


Sobre todo cuando no encuentras la manera de salir del pozo, cuando no ves la luz, cuando te parece que todo va mal y que no hay mucho que hacer para arreglarlo.


Me dicen por aquí que me preocupo demasiado por los problemas de los demás, que me quitan mucho tiempo y energías, que si para qué sigo insisitiendo, que si no puedo hacer nada por solucionarlo lo deje estar... Pero me niego!! No puedo quedarme quieta... Está en
mi naturaleza!!

A veces , sólo a veces, coge el teléfono y habla, o responde a mis sms. Pero imagino que siempre me ve y sabrá que estoy aquí. Que estamos esperándole para tomarnos unas cañas, para hablar de sus problemas o simplemente para comentar el tiempo que hace...


Ayer le decía a una amiga que intento cuidar a mi gente, del mismo modo que mi gente me cuida a mí... Y mi amigo es un caso especial, porque le tengo infinito cariño y le quiero mucho, porque no me gusta ver sufrir a nadie y menos a alguien que suele tener una sonrisa perenne y es más majo que todo.


No puedo hacer nada?? Bueno, no se deja de momento... Pero yo lo intento cada día. Y sigo insisitiendo... Y soy pesada... Y dale que dale... Cederá? Me dejará participar en esta cuesta arriba?


Dame la mano, anda, que CAMINANDO JUNTOS costará menos. Te lo digo yo, hazme caso que sé de lo que hablo. Alguien tiró por mí en su momento y se allanó el camino.

Pasará... Se irán las nubes...
Y con el tiempo nos reiremos.
Te lo prometo.

Antonciño dice que "mamá SIEMPRE cumple lo que promete".

Dame cancha.


13 comentarios:

*Laura* dijo...

Yo doy fe de ello, siempre te he tenido ahí, cuando operaron a mi madre casi todo el mundo se olvídó menos tú, cuando he empezado algun trabajo nuevo siempre has estado ahí para preguntarme, el día que me encontrarón el virus fuiste de las primeras en saberlo y de las primeras en llamarme para ver que tale staba y darme tu mano, en mi cumpleaños fuistes los primeros en felicitarme Panchi y tu, me has mandado un regalito para mi sobri hecho a mano con todo el amor. No puedo pedirte mas, porque siempre me das todo lo que necesito, si pedirte perdón si alguna vez no estoy a la altura, pero sabes que estoy aquí y estaré ;)

Solamente con leer esto tu amigo tendría que dibujar una sonrisa en su cara y tener una causa mas por la que salir de esta, le mando todos mis animos, y a ti un besazo,

Moni dijo...

A lo mejor, aún no tiene la cabeza bien amueblada,como para darte la mano, pero él sabe que estás ahí, y cuando todo empieze a girar de nuevo, cogerá tu mano... Además seguro que sabe que puede contar contigo. Saldrá adelante rubia y aquí nos lo contarás...Un beso

Amigas dijo...

Hola Marieta!
No nos conocemos de nada, llevo poco tiempo en esto de los Blogs, pero el tuyo es muy interesante, como el de tu amigo Nacho, al que también sigo desde hace unos días.
Respecto a tu entrada de hoy, decirte que personas como tú son las que ayudan a muchos a salir de ese pozo sin fondo en el que se encuentran, y que no dejes de ayudar a tu amigo nunca, aunque no se deje. Mi madre también está con depresión, ya ha pasado otras veces por esto y necesitó ayuda psicológica, es muy difícil ayudarles, pero bueno seguiremos siendo pesadas con ellos, si nos preocupamos por la gente que apenas conocemos, cómo no nos vamos a preocupar por nuestros seres queridos.
Un beso.
Isora

A. dijo...

Seguro que tu amigo valora todos los gestos que tienes para él, aunque no pueda responderte todavía.
Es un lujo que haya gente como tú por el mundo.
No cambies
Bss,
A.

Nacho dijo...

Oye, ni se te ocurra hundirte con él, ¿eh?

Alís dijo...

Marieta
No dejes de estar aunque no responda. Eso le ayuda.
Lo digo por no callar, porque si lo has pasado, lo sabes perfectamente. Por eso estás y seguirás estando ¿verdad?
Con amigos como tú la vida tiene sentido.
Un abrazo y ánimo para tu amigo. Cuesta, pero se sale. Tal vez no del todo, pero se sale. Lo viví. Lo vivo.

Titajú dijo...

Él sabe que estás ahí, pero no dejes de demostrárselo, aunque te llame pelma, aunque a veces no conteste.
Saldrá de ésta.

Sandra dijo...

Pues de momento solo puedes estar ahi, pero sin interdecer, ya q hasta q el no quiera, por mucho q lo intentes no vas a poder.

A veces saber q cuentas con alguien ya es mucho.

Besitos.

Ana dijo...

Hola, ¿se puede?
Vego de otros blogs en comun.

¿Depresión?
¿Problemas?

Lo importante es que sepa que estas ahí. De momento no se deja, pero ya verás que no perdiendo la esperanza se dejará ayudar.

¿Si no lo hubieran echo por mí, me pregunto donde estaría ahora?

Besitos

Virtu dijo...

A veces no es necesario ni hablar ni caminar, sólo estar ahí.Y ya lo haces. Con el tiempo vendrá el resto....

Mucho ánimo a ese amigo.
Apertas mil

Vane dijo...

Sigue ahí Marieta, el día menos pensado se agarrará a ´tu mano...ya lo veras, un biko

Lely Vehuel dijo...

Hola,¿Como anda todo? espero bien y por lo que veo en tu sitio,como siempre todo muy interesante me gusto mucho lo que publicas,me sienta bien pasar por aqui,sigo pasando y ya que voy de paso,invitarte a mi blog a peregrinar un poco con algo nuevo,mucha luz y hasta pronto...

Gloriecha dijo...

Antonciño conoce bien a su mamá y sabe de qué habla. Y seguro que tu amigo también pero va poco a poco...
Si es tu amigo, te conoce bien y los que te conocemos bien sabemos QUIÉN Y CÓMO ERES. No es necesario decir más.

Un abrazo, mi Marietiña.