12 de marzo de 2010

Es VIERNES : Y dicen que los tres movimientos ante el MIEDO son parálisis, huida y ataque.‏





Ya pasé por la parálisis, intenté lo de la huida y ahora me toca el ataque. Así que mediado Marzo debo reconocer que tengo miedo.
Enhorabuena a los premiados.


Qué tal, queridiños? Cómo les fue?

Yo ando a la busca y captura de las medidas de seguridad necesarias para no autodañarme,
para no hundirme pensando que la pesadilla podría volver a repetirse. Intenso y duro el final de este invierno, ojalá la última quincena sólo hubiera sido un mal sueño.

Mis alas siguen plegadas esperando a tener la fuerza y el empuje suficiente para volver a volar...
Mi cuerpo no puede, a pesar que mis ganas quieran.

A base de morfina, tramadoles, comprensión, cariño y demás conseguí superar los días más duros. Lo peor es esta resaca traicionera de la que no consigo librarme. Resaca de medicación, de tantos cambios en la rutina del sueño, de tanto darle vueltas a la cabeza, de tanto pensar "quéhehechoyoparamereceresto?", de tanto miedo a volver a lo de antes, de tanto contener las lágrimas ante los míos, de tanto DOLOR, de tanto torbellino emocional. Tan intenso todo.

Tengo algunos refugios para las noches en vela, para las madrugadas intranquilas y amargas,
pero no si el dolor me quema por dentro de la forma en que me abrasó. Los extremos de cada uno de mis huesos, especialmente mi cadera izquierda, se convirtieron en un acerico con los alfileres gruesos y abrasadores colocados del revés, hacia fuera, clavando.

Y busqué cobijo, protección y encontré lo que pude, pero no todo lo que quisiera.
No lo necesario, ni siquiera lo imprescindible.

La invisibilidad a la que me veo sometida ante personas a las que quiero,
su indiferencia, duele casi tanto como alguno de mis pasos. Y más en este momento de caída libre. Será que estoy demasiado sensible por lo que me está sucediendo?? Si es que va a ser eso...

Y la forma de proceder de otros me desilusiona, me molesta, hace pupa, pero sigo respetando.
Porque cada uno actúa de la forma que cree más adecuada y luego el tiempo ya dirá si era la correcta.

Pero un consejo doy, si me lo aceptan :
Antes de actuar como humanos que somos, deberíamos pensar en los daños colaterales, en si habrá damnificados emocionales de nuestro modo de comportarnos... No creen?
Aquí hay una nena tremendamente herida por hechos (y por falta de),
pero que suele dar la absolución ante el menor gesto de arrepentimiento. A lo mejor el fallo está en que soy demasiado indulgente, perdono fácil. (¿Olvido rápido?...). Y así me va.

Pronto, muy pronto estaré mejor. Física y anímicamente.
Y sus ojos lo verán.

La letra dice "Virgen de la Cueva por favor, que ahora no llueva", entre otras cosas.




12 comentarios:

Alís dijo...

Marieta, espero que pronto te sientas mejor de esos dolores, los del cuerpo y los del corazón.
Te mando un fuerte abrazo, por si puedo ayudar algo
Besitos

AnuKa dijo...

¡Marieta!, desde aquí un grannnnnnnn abrazo, cálido, apretao, ya sabes que con mis mejores deseos. No sé qué más decirte (no paso tampoco por mi mejor momento).
Un besazo.

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Invisible tu???? ¡¡anda ya!!!!! con lo buena moza que tu eres!!!!

Este invierno está siendo la repanocha, pero también es cierto que parecía que no iba a llegar nunca.

¡¡aguanta que termina ya!!!!

Yo de ti bajaba un poco, que ese clima es lo peor para tu salud.A Alicante, por ejemplo... jejejej qué más quisiera yo!!!
Lo cierto es que llevo siete años aquí y no he tenido ni un lumbago!!! y anteriormente, tenía un par de ellos al año y algún sustito más que ya te he contado.

Seguro que no estuviste sola, solo es que cuando una está tan malita la gente no puede hacerse una idea de lo mucho que la necesitas y quizá por eso, sabe a poco

¡¡Toda mi energía te la mando en besos!!

¡¡¡VAMOS MARIETA!!!

joselop44 dijo...

Tienes razón; a veces lo olvidamos pero siempre debemos tener en cuenta que nuestros actos influyen en los demás.
Que no llueva más jajaja
Un abrazo

Titajú dijo...

Por fin conseguí tu teléfono; ayer me lo dio Virtu. Hoy por la tarde te llamo, ¿vale?

Sandra dijo...

Nunca pienses porqué a ti, las cosas vienen sin motivo ni razón, te ha tocado a ti, lo mismoq le podia haberle tocado a otro. Solo te deseo que te recueperes, que pase todo, y q como dices al final solo lo recuerdes como un mal sueño.

Mucho ánimo guapa. Besos.

Moni dijo...

Rubia se te lee aún desesperada, y no gusta. Queremos y necesitamos leerte ya bien, recuperada, con ganas...Ojalá en el próximo post te lea así...como a todos nos gusta!!! Y con respecto al comportamiento del ajeno, pues Rubia la vida te está enseñando a distinguir, es triste, pero es así...Quién te quiere te cuida y te mima, el resto dá igual!!! Un beso pequerrecha...

alma máter dijo...

Te mando un abrazo bien bien fuerte!!!

Cris Sevilla dijo...

Mi niña, que dura esa pregunta, verdad... ¿por que a mi? yo llevo meses haciendomela, pero me temo que no hay respuesta, es lo que nos ha tocado y tenemos que aguantarnos, eso si, el derecho al pataleo no nos lo quita nadie...
Respecto a las ausencias, pues mira, yo tengo claro (por experiencia lo digo) que en esta vida todo se termina pagando y por eso no merece la pena no perdonar, nosotras perdonamos y la vida ya los pondra en su sitio...

Mil gracias por tu visita en mi blog... ahora hay una nueva entrada, una entrada muy especial para mi y muy solidaria, si tienes un ratito, pasate a verla y, si puedes, nos echas una mano, vale?

Besos guapa!!!!

Virtu dijo...

bicos y apertas y a seguir mejorando (adecuadamente) ;-)

Nos vemos pronto.....

Gloriecha dijo...

Miña nena, pido que pase, que pase rápido porque te veo sufrir y no lo veo todo porque lo escondes para que los demás no suframos por ti. Ojalá pudiese de alguna manera, arrancarte un poco de ese dolor físico que te dobla... pero sólo puedo acompañarte, estar aquí. Y sin embargo, ahí sigues tú para todos. No sé cómo lo haces... no lo sé.

¿Qué si perdonas fácil? Es algo que no puedo juzgar porque cada uno debe valorar cada amistad y sólo cada uno debe decidir. Yo suelo quedarme con las cosas buenas más que con las malas y TÚ ERES EXACTAMENTE ASÍ. Creo que eso es muy importante. Los amigos que te tenemos somos muy afortunados. No es que perdones fácil, es que nos das más oportunidades. GRACIAS POR PERDONAR FÁCIL, NENABUENA.

Porque yo lo valgo... y tú sin enterarte dijo...

Deseando estoy oir el batir de tus alas.

Dos mil besos