26 de marzo de 2010

Es VIERNES: Y mientras queda el silencio... Algo queda.



Cada vez que me llega un Viernes siento que las semanas vuelan. Cuando me doy cuenta todas las fechas van pasando por delante como si estuviera subida en un tiovivo a toda velocidad.

Pasando una y otra vez por el mismo sitio, a la misma hora, pero no siempre de la misma manera...

Hay una parte de mí que vió llegar al lobo con tiempo y se preparó inconscientemente para lo que me está pasando. No voy a decir que todo es malo, pero debo reconocer que vuelvo a marea baja, en la que me cuesta nadar.
Hay días que no puedo ni avanzar.
Después de unos meses intentando seguir, convenciéndome a mí y a los demás que "todo irá bien",
siento que vuelvo a un punto de partida en el que todo va, sólo va, nada más que va...

A veces, aún sabiendo que las cosas pueden mejorar,
siento tremendo temor a quedarme aquí estancada, sintiendo todo lo que siento.
Y llego a tener miedo de mí, porque no sé si reaccionaré bien a ese atasco.

Pasa, que si le doy alguna vuelta sé que no es más que un atasco, del que a lo mejor se sale con paciencia y tiempo.
Pero las horas vienen una detrás de otra... Y seguimos en la misma.
Se me hace largo.

Físicamente un poco mejor, sólo un poco, pero dicen que ya es algo.
Emocionalmente... Lo intento, juro que intento llevar todo lo que sucede del mejor modo posible,
lo intento porque sé que aún queda algo, aunque de momento sea sólo silencio.

Y los silencios pueden llenarse. De esperanzas, de buenas noticias o de cariños, no?

Cambio y corto.

17 comentarios:

Gloriecha dijo...

Es lógico el miedo. El que se ha quemado, ve el fuego y recuerda y teme. Pero de la misma forma, pronto verás que sólo es calor, durante algún tiempo abrasante, pero que no volverá a quemar como antes. No se quedará contigo.

Tienes mucha fuerza, para ti y para los demás. Aunque sea en marea baja, NADAS. OLE! Y además, tienes que ocuparte de mantener a flote a otros, "que no es poco". Pues no, no lo es.

Irá mejor, inmejorable en todo lo que yo pueda contribuir y te lo digo en un día como el de hoy y basta eso para que tú sepas a qué me refiero.

Abrazos, miles.

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Es una crisis, una inoportuna e inevitable recaída, las goteras son así, pero no pierdas de vista la salida, está ahí.

¡¡VAMOS MARIETA!!!

UN BESAZO

Beth dijo...

Los silencios pueden llenarse y si es de esperanza y cariño eso te dará una fuerza extra, no lo dudes...campeona.

Te mando un besote.

Titajú dijo...

No te vas a quedar estancada, porque detrás tienes al club de los llamadores de ángeles enseñándote a andar de nuevo, pasito a pasito.
Dale tiempo al tiempo, y ya sabes que despacito, salen las cosas mucho mejor.
Un beso.

joselop44 dijo...

Los silencios, cuando somos dueños de ellos, son muy recomendables.
Un abrazo

Mónica dijo...

Mucho ánimo Marieta, y no te vengas abajo, que no te vas a estancar...Segurísimooooo. Un beso rubia

Virtu dijo...

si te estancas, no te preocupes, que aquí estamos para sacarte el fango...

Un besiño y disfruta mucho de la semana

Sandra dijo...

No siempre se puede ver el sol al final del tunel, estar está, pero a veces cuesta verlo, y en cambio otra nos deslumbra.

Tu pasito a pasito que veras como al final lo ves ;)

Feliz finde guapa.

Alís dijo...

El miedo es natural y lógico, y no es malo. Ahora puede ser difícil ver la salida, pero ese mismo miedo a seguir así te ayudará a verla.
Mucho ánimo, paciencia y un beso muy sonoro para llenar un poquito ese silencio.

Vane dijo...

Pasará, seguro que pasará, tienes que pensarlo así, si no no podrías con ello.....todo mi cariño rubia, y espero que ese ánimo suba pronto. mil besos

Miguel dijo...

¡Hola! hacía tiempo que no pasaba por aquí. Es bonito volver. Simpre me gusta reencontrame con los amigos. Y ahora veo que, un año después, aún sigues ahí. Y eso es mucho. La vida es un seguir continuo. Y hay que saber aguantar las olas tempestuosas que a veces nos mandan las circunstancias adversas. Hay un refrán al que me acojo siempre que las cosas no van todo lo bien que yo desearía. "Después de la tempestad, viene la calma". Y es verdad.

Un beso.

Cris Sevilla dijo...

Mi niña, los silencios, al igual que el miedo, no son malos si sabemos controlarlos y no dejamos que nos dominen... y no te preocupes, que si te estancas, aqui sobramos voluntarios para pegarte el empujoncio que necesites para salir..
Mil besos mi niña guapa!!

cactus girl dijo...

Aguantar las crisis estoicamente es también un signo de victoria.

Mil besos guapa!

Anónimo dijo...

Marieta, siento mucho que estés mal,...no te deseo ningún mal, a pesar de tus acusaciones para mi injustas,...un beso de ánimo!,...ojalá pase pronto, te lo deseo de corazón. Mi tlf siempre estará abierto a un diálogo.
un beso.

MARIETA dijo...

Anónimo, EVIDENTEMENTE al ser ANÓNIMO, no tengo ni idea de la persona que se esconde ahí. Si eres hombre o mujer... Si eres amigo cercano o no... Así que no sé a qué teléfono debería llamar porque no sé ni de qué acusaciones hablas.
Estaría bien que seas quien seas me lo aclararas, se supone que tengo tu tfno, tendrás mi mail, te agradecería una aclaración al respecto.
Gracias por adelantado.

Fiebre dijo...

¡Cómo siento haberme perdido tantos viernes!

Quizá un día si las mujeres "fuertes" te mareáramos, te sentirías un poco mejor.
Mal de muchos dicen....

Yo no soy derrotista, nunca...
En mi descargo tengo que decir que aunque en silencio me he mantenido en contacto con tu mundo gracias a Santiago Siete.

Pero creo que ahora, vuelvo casi renovada, aunque me lo seguiré tomando con calma.

Susana dijo...

Marieta¡¡ tenemos mucho por lo que luchar, el tunel puede ser largo, pero tiene salida.

Besos y animo¡¡¡