1 de enero de 2009

Mañana es VIERNES : Y de propósitos de año nuevo está el mundo lleno


Estoy en una estación.
Tengo ante mí varios trenes con diferentes destinos y distinta hora de partida pero todos salen de aquí : de mí y de mis decisiones.
Tome la dirección que tome se está haciendo imprescindible un cambio, por lo menos de actitud.
En estos días pasados de asueto, pereza y soledad buscada me dí cuenta que EL CAMBIO (ala, en mayúsculas y todo) es esencial. Sólo tengo que escoger. Tengo billete para casi todos esos trenes y me va tocando decidirme.
Hay uno que si sale en hora y lo pillara a tiempo le daría a mi vida personal y laboral ya no un giro, un vuelco completito, pero..... Es que resulta....
Que viene siendo un tren tipo AVE, de los que van muy rápido....Y una que es un poquito cobarde está segura que acabará regalando el billete.
Los otros trenes son de cercanías.
Cada uno en su dirección pero todos convergen hacia un mismo destino final. Ahora me toca pensar para colocarme a la hora precisa en el andén adecuado.
Esta semana, algunos de los chicas y chicas vip, uno a uno y por separado (que ya tiene c..j.....s la cosa)han tenido a bien tocarme las orejas (por no decir otra más gorda) cada cual a su manera.
Me han hecho reflexionar sobre lo que está pasando y sobre el modo en que yo me lo estoy tomando que al parecer influye y mucho.
Alguno ha seguido su línea habitual de quererme mucho y a saco sin algodones ha dicho lo que piensa. Por el bien de mi salud mental por lo visto. Agradecida queda la niña.
Otro, el que quizá tiene más "poderes notariales" para decirme lo que le venga en gana, pero que nunca lo hace por ese GRAN respeto mutuo que preside nuestro vínculo afectivo,me ha soltado suavecito la bronca subliminal más grande que nadie se ha atrevido a echarme en los últimos tiempos.
De una forma muy diplomática, eso sí, pero quizá ha sido la más gorda por la falta de costumbre y no sólo por su contenido.
Te jodes, rubia. (Que te lo has buscado).
Así, que... Eso. Que a partir de esta semana debe empezar EL CAMBIO(joder, ni para médico ni para escritora, yo nací para política, ja ja ja) y aunque éste no ha de ser radical, sí lo debiérais ir notando un Viernes sí y otro también a partir de ya.
"EL CAMBIO" : Primer Mandamiento
Acercaos, amigos. Que en cualquiera de mis trenes habrá algún vagón libre. Vuelvo a abrir las puertas de mi casa, que lo sepan, a hacer sitio en mi sofá a las visitas. Voy a dejar de ser el animal antisocial y agorafóbico en el que me estaba convirtiendo. Y no, no volveré a ser la que fui, ni lo quiero intentar porque POR FIN parece que lo he aceptado...Pero sí voy a esforzarme en ser una persona mejor.

Abrazos.
Suena Silvia Penide y su "Hasta el detalle más pequeño"

1 comentario:

Juani lopes dijo...

Pues ya sabes a coger la rienda de tu vida y el tren, siempre con cuidado y eso si si lo pierdes no te preocupes mas tarde o temprano pasara otro y si necesitas compañia, no lo dudes aqui me tienes.
Pasate mañana por mi blog que tendras un mimo
saluditos