27 de abril de 2009

CORDURA


Define "cordura". Notejode.

El diccionario la viene definiendo uno como la característica de la persona prudente y sensata. O dos el estado psíquico de la persona que tiene la mente sana y no padece ningún trastorno o enfermedad mental.

Yo la pinto como esa peculiaridad mía que nunca he llegado a perder del todo a pesar de situación, del dolor (que a veces me pone literalmente LOCA), de tentaciones y demases.

Porque a veces te da gana de hacerte un poquito la loca y comportarte como tal. Dejar la sensatez a un lado y ponerte a gritar y a decir incoherencias. O a actuar como si de verdad esa cordura se hubiera largado a por tabaco en una noche larga. Pero sólo se va a dar una vuelta hasta el parque más próximo, como tiene el camino marcado siempre vuelve con la cabeza gacha, toca en la puerta con los nudillos, y así como muy avergonzada ella va y te dice : "Puedo pasar?".

Hasta la cocina, of course. Está usted en su casa. Bienvenida.




9 comentarios:

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Algunas veces pienso: -"¿Pero cuando perdí la cordura?"- y otras, _"Bruni querida, sáltate las reglas que para eso están".- Cuando lo hago, me siento más viva y feliz, y es entonces cuando recojo a mi cordura en la parada del autobús donde quedamos, con energías renobadas.

Virtu dijo...

La cordura/locura es muy subjetiva. Hay actos que a determinadas edades no se consideran locuras pero a otras demuestran no estar muy cuerdo.
Todo depende...

Y te lo digo yo, que soy una niña de 5 años muy cuerda. Las locuras las dejo para más adelante ;-)

AnuKa dijo...

¿Cordura, qué es éso? Como bien dice Virtu es un concepto ¡tan relativo! Si preguntais por mí a dos personas que me conozcan de distintos entornos, una os dirá fijo que soy la persona más cuerda que pisa la tierra y la otra, sin duda, que éso no va conmigo.
¿Con cuál me quedo?, está claro que depende del momento.
Un besazo rubia.

E-migrad@ dijo...

Con la cordura hay que mantener una relación equidistante. Vamos; junt@s, pero no revuelt@s. Ni vos la invadís a ella, ni ella te invade a vos.

Cada una va por libre, se ven de vez en cuando, toman un café, se cuentan sus cosas y luego una cálida pero pronta despedida(a menos en que haya una urgencia, ahí sí dale vía libre)...


Un beso,


La parte insurrecta empedernida de E-migrad@ ;)

Titajú dijo...

Puessss, a la vida hay que ponerle un toque de locura.
Claeroq eu depende de que locura hablemos: ¿de mi amor apasionado por los pepinillos, o el chocolate? ¡de estar locquita por los huesos de alguien? ¿ O preferimos ser una persona seria que va a trabajar, y vuelve a casa, y no se ríe, no mete el dedo en nata montada, o no da un manguerazo al marido cuando lavamos el coche?
Hay locuras y locuras, y corduras y corduras. Una cosa para cada momento.

MqR dijo...

Uyy no m voe muy en mis cabales yo pero no m importa nada. se ve todo mejor no?

bss wapa

Juani dijo...

cordura o locura hay alguna diferencia, si vives la vida sin hacer daño a nadie
saluditos

Bimbi dijo...

la cordura debe estar ahi pero sin olvidar pequeñas dosis de locura, no crees?
Besotes

p.d. lo que me estoy acordando de ti.Me he debido mimetizar porque yo tb ando con dolores.

más besos

Nacho dijo...

Iba a decir también que se ha vuelto loca, pero me tengo que cortar.