15 de julio de 2010

Es VIERNES : Y qué sobra aquí si no hay mentiras?




Preciso tiempo.

Necesito ese tiempo que otros dejan abandonado
porque les sobra o ya no saben que hacer con él.
Tiempo en blanco, en rojo, en verde
hasta en castaño oscuro,
no me importa el color, cándido tiempo
que yo no puedo abrir y cerrar como una puerta.

Tiempo para mirar un árbol, un farol
para andar por el filo del descanso.
Para pensar ¡qué bien hoy es invierno!
para morir un poco y nacer enseguida
y para darme cuenta y para darme cuerda.

Preciso tiempo,
el necesario para chapotear unas horas en la vida
y para investigar por qué estoy triste
y acostumbrarme a mi esqueleto antiguo.

Tiempo para esconderme en el canto de un gallo
y para reaparecer en un relincho
y para estar al día, para estar a la noche
tiempo sin recato y sin reloj.

Vale decir preciso, o sea necesito,
digamos me hace falta tiempo sin tiempo.
Benedetti


Y hasta aquí puedo leer.
Me hace falta, TAMBIÉN, tu tiempo.


Si no lo entiendes, ayúdate de una lupa para encontrar las pistas.
Yo sí que me entiendo y a veces esto es un tremendo problema. Ya tú sabes...

La semana bien, gracias. Algunos momentos mejores que bien (playa, amigos, madriña, Garum...); y otros peores, mucho peores que mal. Pero cambiará, tiene que cambiar este puñetero mal rumbo. Lo que yo te diga.

Con Dios, queridiños.

12 comentarios:

BB dijo...

Me hace falta tiempo sin tiempo" tenía que ser do bon de don Mario .por suposto..e engade..tempo ao tempo..sorpréndete en cada chisco dese tempo, e xa sabes de sobra tí as cousas, as persoas...coas que merece a pena pensar sen tempo para sorprenderte abrindo os ollos...para abrir o soriso...ao tempo que unha menos espera, pero que no fondo sabe que lle esperan...Bicazos

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Ainssssssssssss...!!!! con Benedetti masmatao

Piiiiiii... (ezto son los monitores...) ¡¡vamos, que m´has matao matao!!


GUAPAAAA!!! (con mi último aliento)

SOMMER dijo...

Con Benedetti juegas con ventaja...
El tiempo, ese mal endémico del hoy...

Una vez leí, no recuerdo donde, que la persona más rica del mundo era la que era capaz de comprar tiempo...
Algo de razón tenía...

Besos vecina.

Titajú dijo...

Te echamos de menos ayer... No tuviste tiempo. Otros ratos habrá, ya lo verás.

Virtu dijo...

A ver si encuentras una buena brújula que te ayude a llevar un buen rumbo siempre...
como dice Ju, te echamos de menos, mucho, besossssss

Alís dijo...

Precioso, y muy cierto, poema de Benedetti

Las malas rachas pasan, Marieta. Necesito creer que así es. Verás como estamos en lo cierto...

Biquiños

A. dijo...

Me ha gustado mucho el poema, no l conocía.
¡Qué poca importancia le damos a las cosas no materiales, en cambio, son las que nos dan la vida!...
Un beso fuerte, A.

Cris Sevilla dijo...

Mil besos enormes preciosa... todo lo bueno llega y permanece, a veces nos cuesta verlo, pero ahí está...
Cris

Isabel Maria dijo...

Hola me ha gustado mucho el poema, que poca importancia le damos al tiempo un beso cielo.

Esthertxu dijo...

Con Benedetti hemos topao... nada más y nada menos...

Yo también quiero tiempo!!! El mío y el de todos aquellos que lo malgastan, que para el aprecio que le hacen... vamos, igualito que el maestro.

Un abrazo y a buscarlo... aunque sea bajo las piedras!!!

Sandra dijo...

Ayss el tiempo, bendito tesoro y que bien mas escaso. No le damos el valor que tiene cuando lo tenemos, y cuanta falta nos hace cuando no lo tenemos.

Feliz semana reina,

Juan Moreno Gómez dijo...

MARIETA, cuanto tiempo sin saludarnos, espero que estes bien,
si quieres seguir mis programas televisivos sigue desde mi blog ENTRE FOGONES
un saludo
JUAN