15 de febrero de 2009

La morfina no mola


Por dos veces en mi vida me he deshabituado yo solita del tramadol (yo, la que nunca quise drogas "de la calle" a pesar de tenerlas tan al alcance de la mano).

Una fue hace años, cuando los médicos o yo nos teníamos que haber dado cuenta de que algo gordo se me venía encima pero no nos fijamos bien y ahora mira la resonancia y flipa colega.


Y la recordé cuando por segunda vez comencé a tomarlo y dije alto y claro "oye, facultativo agresivo, que esto me jode un poco la vida". El imbécil que me trató en un principio (algún día gritaré su nombre y a lo mejor hasta publico su foto, por cabrón e hijo de la gran bretaña que me hundió más y más) me dijo que se la traía floja (bueno es una adaptación libre de su respuesta).

Fue en Enero del año pasado cuando empezamos tratamiento con ese calmante del que habitualmente recetan unos 33'3mg por toma y a mí me regalaban por rubia y bonita 150mg cada 8horas lo que viene saliendo para los que somos de letras unos 450mg al día, sí sí casi 500mg (medio kilo?? No pué ser no pué ser, que sí que sí). Y eso entre otras hierbas y muchas inyecciones que me quedó el culete como un p.colador.


Para cuando me dieron la pauta con la que poco a poco iría dejándolo porque me hacía más mal que bien, ya iban allá más de dos semanas que yo solita y por decisión unilateral había interrumpido bruscamente el tratamiento, es decir que no tomo más de esto y a cascarla.


Los que vivísteis conmigo esos días podéis dar fe de que mi ayuno voluntario de fármacos fue un mono total con parecidos síntomas a los de un drogadicto en proceso de desintoxicación. Parecía morirse aquéllo.


El que estaba en el desierto marroquí de vacances ni me vió ni me atendió, pero a su vuelta cuando le relaté el proceso contándole lo de mi sudores, mis taquicardias, mi insomnio, etc... Le puso nombre y apellido : síndrome de abstinencia. Después de todo llevaba casi dos meses comiendo a diario esa cantidad del principio activo famoso en mi casa por inconveniente y canalla.


Ahora, en estos días en los que para prepararme para la prueba del martes próximo estoy tragando cositas infinitamente más fuertes que aquel jodido tramadol al que me hice dependiente, me siento un puñetero trapo. Son varias que por sí solas ya joden pero administradas conjuntamente pues vaya, como que no sólo me anestesian sino que unas drogas potencian la acción de las otras y se convierten en triplemente eficaces y sus efectos secundarios también se multiplican como conejos pariendo, o sea mucho.


Tengo ganas de vomitar y eso ya sé que es por la morfina, porque tampoco soy virgen en eso. El tremendo dolor de cabeza es por la indometacina y su asociación con la prednisona. Los sudores fríos y el resto de los malestares se los encasqueto a la nortriptilina, que me la dan no porque me noten depresiva sino porque está visto y demostrado que potencia los efectos de los analgésicos y del p.relajante muscular que no es el myolastán famoso sino otra cosita más regia cuyo nombre no quiero ni mentar.
Y después de ilustraros y aburriros con mis conocimientos en farmacología, deciros que a veces me gustaría no tener ni p.idea de todo esto, tragar p'alante y no conocer los efectos de los principios activos de ningún medicamento....
Llamarle nolotil al metamizol y voltarén al diclofenaco como casi todo el mundo. Que mi familia y mis amigos no me consultaran antes de tomar un medicamento, que no me dieran por teléfono los síntomas de algo leve para que yo y mis ansias de saber desde niña le solucionemos la papeleta pronto y sin receta (Verdad SeñorQuejica que mola no hacer cola por chorradas en el centro de salud?? Llamar a la rubia mola más y encima a veces sirve a domicilio la tía...).
Me encantaría (sólo a veces, eh!) no saber para qué se utiliza cada cosa, conocer de su composición y propiedades, porque puede que como antes de empezar un tratamiento ya tengo hecha una idea de lo que me va a pasar... Pues somatice un poco... Algo??
Pero no, sinceramente y con conocimiento de causa y consecuencia no creo que sea por eso, porque como que nunca fui precisamente una hipocondríaca y menos una quejica (bueno, ahora sí que soy quejica y porque sí, pero es que no me queda otra. Perdón).
Lo que más me jode es ver borroso, me ha costado un tiempo y parte del otro escribir este pesado e interminable post.


Vaya coñazo que os he soltado, imagino que con este rollo el tedio os invade (ajo y agua, amigos) pero este insomnio de rebote no me ha dejado otra opción. Sepan diculparme que aunque a veces no lo parezca... Esta nena sí que es buena!!

11 comentarios:

Bimbi(jarque) dijo...

Joder no sé que decirte y es cierto,lo reconozco, que me he perdido un poco, pero vamos trasmites claramente que estás hasta los eggs de todo y es entendible.
Yo estoy contento porque este año no estoy tirando de las pastillas para dormir.El año pasado lo pasé fatal porque cada día las necesitaba más porque siempre he sido de mucho dormir, pero no descansaba y cada día me envicié más.
Ya sé ve verdad? que mira que horas son y aqui escrbiendo jajajaja.
Besos guapa y calma

Nacho dijo...

Yo no conozco ni el nombre comercial de los fármacos.

¿no llegaste a ver esa camapaña publicitaria de que las recetas sólo la pueden hacer los médicos? Me parece muy mal que acudan a ti para preguntarte qué se toman, aunque imagino, por lo que cuentas, que seguramente sea porque tú ya los has probado antes, jajaja.

Susana dijo...

Marieta, me hago un lío con los nombres de todos los fármacos que mencionas en tu post... qué menjunje! Es increíble que lo lleves con tanta filosofía y que te animes a escribir, y tan bien!

Sea para lo que sea la prueba del martes, buena suerte y besos!

Flor dijo...

Pobreta!! Por lo que tienes que pasar!!

Te dejo un beso muy, muy grande.

Juani lopes dijo...

animate y esperemos que todo este sacrificio que estas haciendo valga la pena y que ese rayito de esperanza se haga un haz de luz para toda tu vida
piensa como mery popins es la pildora que nos hace vivir
saluditos

*Laura* dijo...

no si eres igual de burra que yo, me acuerdo cuando tuve mi accidente de coche en el cual perdí a mi mejor amiga me mandaron antidepresivos, y yo los deje de golpe y porrazo, no quería estar drogada todo el dia asi que de la noche a la mañana los tiré todos, que burrita soy, he cambiado la dire del blog pero sigo eh!!!

Yuria dijo...

Hay que tener mucho cuidado con los medicamentos, ubbbb, la que te pueden liar!

Consúltalo primero por si acaso, yo tengo siempre en casa valeriana en gotas. Es extracto de una planta y no hace año alguno y seda tanto como un fármaco. Valdispert creo q es el nombre, sí, eso es, que he io a mirarlo.

bsos

Berta dijo...

Pues hija, yo te comprendo perfectamente porque llevo desde el mes de mayo arrastrando algo y no se sabe qué es. Malo no parece porque no sale nada por el momento, pero ya he pasado por el período de desintoxicación debido a que el Miolastan que llevaba 2 meses tomando me causó no adicción sino algo peor, alergia y así ahora estoy sin nada, bueno, no sin nada sólo con algo que se llama Naproxin que no sé si me hace algo. Estoy a la espera de una electromiografía que creo no va a desvelar nada.

En mi caso también me he convertido en la consejera, que no recetante, de medicamentos y cada vez me acojono más ante la toma de cualquier sustancia porque cada vez soy más alérgica a todo y si no alégica, lo que me va bien para una cosa me desgracia otra.

Fundemos preciosa el club de las rubias dopadas anti SS y galenos.

Muacs de una santiaguesa que va a dar clase a tu ciudad.

Berta

Reales dijo...

ARRIBAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA la NENAAAAAAAAAA BUENAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!, no pierdas el rayo más.



Mil besos

Bimbi(jarque) dijo...

Guapetona te he dejado un reto en mi blog. Estas cosas de los memes.. ya tú sabes

alex- dijo...

Solo puedo darte ánimos desde la blogsfera y rezar un poco por tí( si, he dicho rezar).Para lo que necesites.Un beso!