4 de febrero de 2009

La mujer preocupada


Hoy es un día "D".

Sí, un puñetero día DE esos que sabes que en tu vida va a cambiar algo.


Está claro que no es sólo a peor, porque la tranquilidad que me dará saber que POR FIN puedo hacer algo conmigo (lo que quiera, aunque "sólo" sea tomar la decisión de operarme si el facultativo de turno me abre una pequeña ventanita a la esperanza) también vale la pena. POR FIN podré hacer algún plan, que no es lo mismo que tener plan...

Apuesto un poco de mi frecuente mala leche a que hoy volveré de la cita con peor ídem de la habitual (me doy cuenta que si pierdo la apuesta tendré que volverme un poco más buena.... Ummmmm, decido que por esta vez no me importa perder). Bendita Seguridad Social.


Hace un tiempo que tenía un café pendiente con alguien a quien aprecio y ayer decidimos no aplazarlo más.


Cuando conocí a ese alguien me falló la intuición femenina y durante la primera época pensé que íbamos a acabar mínimo a gritos. Me equivoqué. Chocamos una vez en distinta piedra, no más.


Después de algún mal rato y unas buenas palabras, nos quedó claro que sólo había un pequeño problema a solucionar : nuestros temperamentos son muy semejantes. Y decidimos por el bien de todos, coordinarlos.


El darnos cuenta de eso sirvió para con unas cuantas conversaciones por medio sobre lo divino y lo humano, forjar un grato vínculo que a poco lo cuidemos conseguiremos que perdure.


La charla (quasi monólogo) compartida sirvió esta vez para que yo hablara, hablara y hablara y para que él me animara, me animara y me animara.


Como me ha comunicado que pasa a verme con asiduidad, aunque en el grupo de los invisibles (o sea, están pero no se manifiestan), desde aquí quiero decirle que su "Te sigo" de ayer orientó la tarde un poco lejos de mi cotidiana negatividad. Gracias y hasta el próximo café.


Os daré novedades. Si son favorables lo haré rauda y velozmente, si me demoro..........Sabréis disculparme.


Saludiños pues.

7 comentarios:

Jarque dijo...

Hola guapa,
Me recuerdas en muchas cosas a mi.Me parece que te dejas guiar más por el corazón que por la cabeza jejeje.
No sé de que te tienen que operar porque nos conocemos hace poquito, pero si te sirve de algo yo en mayo pasado estaba como tú y la seguridad social fue un desastre... no me sirvió de nada mi reclamación.
A veces las primeras impresiones no son buenas.A todos nos ocurre.
Besazos y tranquila.
Esperamos tus noticias

Tomás dijo...

animo no dejes de sonreir por muy cuesta arriba que se te ponga la vida, no pierdas las ilusiones que es lo que mantiene al ser humano a flote.

saludiños y espero que todo salga que creo que te lo mereces por ser una nena buena

Reales dijo...

Me siento un poco impertinente, pero es que no sé muy bien cuál es tu problema, no obstante te deseo suerte a miles, como mis besos,

Rehtse dijo...

Hola nena,

Verás como todo va ha salir requetebién y nos vas a dar el notición de la semana. Ojalá por lo menos tengamos algo bueno en esta semana que se está haciendo cuesta arriba y no encontramos el final de la cuesta pa poder bajar.

Muchos besitos y ya nos contarás.

Zamora dijo...

VENGA NIÑA BUENA¡¡¡¡¡VERAS COMO TODO VA BIEN.
UN BESO Y HASTA LUEGUIÑO

Nacho dijo...

Me remito al sábado.

Sólo faltan 109!!!!!! ¿Y luego qué? Supongo que más.

Armando dijo...

¡Un puñetero día! vaya expresión, acá no es muy común... (suena bien)
Estaré pendiente de tus comentarios
¡Nos vemos!